Las técnicas miofasciales trabajan sobre la fascia mejorando la función muscular así como su interrelación con otros músculos y tejidos (sanguíneos, linfáticos y nerviosos).

Es en la fascia donde tiene origen la rigidez muscular debido a fibrosis, retracciones, puntos gatillo miofasciales así como otras causas que se producen previamente en ella.

 

El uso de la Técnica Miofascial logra pronta reacciones del tejido muscular que no conseguiríamos con el masaje convencional.